TOP
Image Alt

Viajes Sri Lanka

Los diez mejores lugares para visitar en Sri Lanka

Sri Lanka es una pequeña isla en el Océano Índico, que esconde grandes tesoros que descubrir. El país, antes conocido como Ceilán, cuenta con una civilización antigua, playas de arena dorada con palmeras, montañas, plantaciones de coco, caucho y té y grandes extensiones de un verde esmeralda que enamora.

Además de los paisajes, mientras visitamos la isla, disfrutaremos de la arquitectura colonial desde los días en que portugueses, holandeses e ingleses gobernaban la isla.

 Te asombraría ver a las gran cantidad de elefantes que se desplazan por doquier. También podrás ver leopardos en su propio hábitat, aves y otros animales autóctonos. Aunque sea una tarea difícil, intentaremos hacer un resumen de los lugares que no te puedes perder cuando visites Sri Lanka.

 

10: Bentota.
Con cocoteros que se balancean en la brisa, Bentota es una maravillosa ciudad turística en la costa meridional de Sri Lanka. Tiene una de las playas más paradisíacas de la isla, donde abundan actividades acuáticas como el surf, la vela y el snorkeling. En Bentota, también se puede visitar un santuario de tortugas marinas donde se dedican  a criarlas y conservarlas, y donde también se supervisa cinco de las siete especies de tortugas marinas en el mundo.

 

9: Nuwara Eliya.
Sri Lanka es famosa por su té. Qué mejor lugar para aprender más sobre el té que la propia fuente: Nuwara Eliya.  Fundada en el siglo XIX, este pueblo de la colina pronto se convirtió en un refugio para los colonos británicos, de allí su apodo, la “Pequeña Inglaterra”. Con un clima templado y una elevación de 1.900 metros, ésta población es la capital de la producción de té del país. En Nuwara Eliya no sólo puedes visitar las plantaciones de té sino que también puedes presenciar la ceremonia de su preparación y degustarlo.  Abril suele ser un buen momento para visitarla, es cuando la gente acude para ver las flores y celebrar el Año Nuevo de Sri Lanka. Otras atracciones de Nuwara Eliya son el lago Gregory y Laxapana, las cataratas más famosas de la isla.

 

8: Anuradhapura.
Anuradhapura es una antigua ciudad sagrada que fue establecida alrededor de un corte de árbol de Buda. Data del siglo III AC. Anuradhapura fue establecido por el fundador de una orden de monjes budistas.
Esta magnífica ciudad de palacios, templos y monumentos floreció durante 1.300 años, pero fue abandonado después de ser invadido a finales del siglo X.
Muchos lugareños eran conscientes de la importancia de este sitio, pero muchos otros no, hasta que, muchos siglos más tarde, fue”descubierta” por los europeos. Estas ruinas fantásticas han sido excavadas desde entonces y son accesibles al público.

 

7: Colombo.
Colombo es una ciudad vibrante plena de vida con una mezcla de arquitectura moderna, edificios coloniales y ruinas y una población de más de 600.000 habitantes. El nombre “Colombo”, le fue dado por los colonizadores portugueses en 1505, y se cree que deriva de la palabra cingalesa Kolon thota, que significa “Puerto sobre el río Kelani”. También se ha sugerido que el nombre podría estar relacionado con la palabra cingalesa Kola-amba-thota que significa “Puerto con frondosos árboles de mango”.
Entre los lugares famosos de Colombo se encuentran el parque Galle Face, el Parque Viharamahadevi,  el Museo Nacional y el Barrio de Pettah, un sitio que vale la pena visitar por su diversidad, colores, olores, arquitectura e idiosincrasia.

 

6: Parque Nacional de Yala.
Animales dominan el suelo y el cielo en el Parque Nacional de Yala, es un gran santuario de vida silvestre. Yala ofrece una gran cantidad de cosas que hacer. La visita comienza con un safari para observar en su propio hábitat a elefantes, búfalos de agua y leopardos, encontrado aquí en mayor densidad que en cualquier otro lugar del mundo.
El parque también alberga 215 especies de aves, de las cuales siete son nativas. Las vistas más altas, además de animales salvajes, son Sithulpauwwa, un antiguo templo de roca que una vez albergó a 12.000 monos y Magul Maha Viharaya, el que una vez fue el escenario de un matrimonio real.

 

5: Mirissa.
Si estás buscando vacaciones en un paraíso tropical, Mirissa podría ser la respuesta para tus sueños: palmeras de coco, hermosas playas de arena dorada, días de descanso en una hamaca. No hay nada mejor que esto. Este trozo en forma de media luna de paraíso es famoso por tener las más impresionantes puestas de sol y amaneceres en Sri Lanka. No hay resorts de lujo para estropear el paisaje, por lo que es sólo usted, la playa, y la tranquilidad durante el día. El ritmo se levanta por la noche. Mirissa es el puerto pesquero más grande de la costa sur y es un buen lugar para avistar ballenas y delfines.

 

 4: Polonnaruwa.
Los términos “belleza” y “ruinas” describen a Polonnaruwa a la perfección. Es el segundo reino más antiguo de Sri Lanka, Polonnaruwa es conocido por las ruinas de este antiguo jardín de la ciudad, las del siglo XII son de las mejores conservadas del país. Esta población era un lugar donde comerciantes de bienes exóticos se mezclaban con los fieles en diversos temas.
Cuando visites Polonnaruwa no dejes de visitar el Museo Arqueológico y el Royal Palace con su sala de audiencia bien conservada. El impresionantemente decorado Cuadrángulo Sagrado es otra visita que no te puedes perder.

 

3: Kandy.
Kandy, la segunda ciudad más grande de Sri Lanka, es la puerta de entrada a las tierras altas centrales y a sus plantaciones tropicales en las que se cultivan té y caucho.  Las plantaciones de caucho delimitan un camino que es considerado uno de los más pintorescos del país. Kandy es la última capital de los antiguos reinos, es el hogar del Templo de la Reliquia: “El diente de Buda”, uno de los templos budistas más sagrados del mundo. Un colorido e importante festival budista que se celebra cada año en Agosto, el Esala Perehera, y consiste en llevar la reliquia del diente alrededor de la ciudad. Por otro lado, y como curiosidad a los aficionados del cine, quizá les guste saber que Kandy era una ubicación principal en Indiana Jones y el Templo de la Perdición.

 

2: Galle.
La atracción más famosa de Galle es su fortaleza del siglo XVII construida por colonos holandeses. Situado en un promontorio con vistas al océano Índico, el fuerte es conocido por su estilo arquitectónico.
Galle es considerado un excelente ejemplo de una ciudad fortificada.
La fortaleza no es sólo otro bonito lugar, sin embargo; hoy el fuerte alberga tribunales y negocios. Galle se conoce como una colonia de arte. Cuenta también con tiendas muy pintorescas de piedras preciosas y artesanías.
Otras atracciones principales incluyen un puerto natural, el faro más antiguo de Sri Lanka, un puerto marítimo con un museo, un templo clave de Shiva y la Catedral de Santa María construida por los jesuitas.

 

1: Sigiriya.
Los arqueólogos deben poner a Sigiriya en su lista de lugares imperdibles para visitar en Sri Lanka. Esta ciudad antigua está construida sobre una pendiente empinada, coronada por una meseta de casi 180 metros de alto.
Esta meseta se conoce como la “Roca del león” la que desde arriba supervisa las grandes extensiones de selva.
El acceso al sitio es a través de escaleras y habitaciones que emanan de la boca del león. En Sigiriya también verás estanques, jardines y fuentes. Los locales consideran el sitio la octava maravilla del mundo.
Esta antigua fortaleza de piedra se remonta al siglo III antes de Cristo cuando era un monasterio, la que más tarde se convirtió en una residencia real.

¿Si tuvieras que elegir algunas de ellas, cuáles serían? 

Fuente: World Top 10

 

Empieza a disfrutar de tu viaje hoy: apúntate a la newsletter y conocerás historias, experiencias y recorridos singulares por Sri Lanka.