TOP
Image Alt

Viajes Sri Lanka

Cascada de Bakers, Sri Lanka - Autor: Chandana Witharanage

¡9 cascadas de Sri Lanka de extraordinaria belleza!

 

Sri Lanka también es conocida por sus espectaculares cascadas, llegando a ser es una importante atracción turística en el país. Algunas resultan inaccesibles lo que nos lleva a ver a cada cascada y su entorno como un lugar mágico. Esto sumado a que la mayoría están en lugares de exuberantes bosques y terrenos rocosos hace que el lugar sea más idílico aún. Hemos seleccionado 9 cascadas teniendo en cuenta su fascinante belleza y fácil acceso. Comenzaremos por la Cascada de Baker de 20m de altura, hasta llegar a la cascada de Bambarakanda de 263m de altura. Resulta imposible elegir solo una. No te pierdas estas magníficas imágenes.

 

Cascada de Baker – Altura: 20 metros 
Salpicado por el brillo de helechos verdes de color rosa – púrpura y de los exuberantes rododendros, la Cascada de Baker es una cascada popular en Sri Lanka. El nombre proviene del famoso explorador británico, Sir Samuel Baker. Es una de las cascadas más anchas del país que forma muchas corrientes. Se puede acceder a ella a través de una caminata corta fácil desde el Parque Nacional de las Llanuras de Horton. Cascada de Bakers, Sri Lanka – Foto: Chandana Witharanage.

  

Cascada de Ravana – Altura: 25 metros 
Ravana es una cascada muy popular en Sri Lanka y es una de las más anchas. Es espectacular, y con las lluvias, aún se aprecia más su belleza. El nivel de agua, sin embargo, disminuye sustancialmente durante la temporada baja. Su nombre proviene del legendario rey Ravana que está conectado a la famosa epopeya india, el Ramayana. Cascada de Ravana – Foto: Buddhima W.Wickramasinghe.

Bopath Ella - Foto: Lasitha Imali Gunarathne

Bopath Ella – Altura: 30 metros 
Entre muchas pintorescas cascadas de Sri Lanka, Bopath es una de ellas. Curiosamente, tiene una forma muy similar a la hoja de la higuera sagrada o árbol “Bo”, y desde allí proviene su nombre. La característica más llamativa es su forma, tomada a medida que fluye a través de dos estrechas rocas y luego se ensancha en una cascada impresionante. Mitos locales dicen que está embrujada y que esconde un tesoro. Bopath Ella está situada en el distrito de Ratnapura de Sri Lanka. Bosques vírgenes con una rica biodiversidad rodean esta magnífica cascada. Cascada Bopath Ella – Foto: Lasitha Imali Gunarathne. 

Cascada de Dunhinda - Foto: Uditha wickramanayaka

Cascada de Dunhinda – Altura: 64 metros
Al hablar de las cascadas más hermosas en Sri Lanka es imposible no mencionar a la Cascada de Dunhinda. Formada por un desvío de río Badulu Oya, recibe su nombre por el rocío que cae como si de humo o pulverización se tratara. (Dun en cingalés significa neblina o humo). Puedes llegar a ella desde la ciudad de Badula en un tuk-tuk recorriendo aproximadamente 4 km, y luego es necesario recorrer un kilómetro más caminando. Cascada de Dunhinda – Foto: Uditha Wickramanayaka.

 

Cascada de St. Clair – Altura: 80 metros
La Cascada se encuentra en el distrito de Nuwara Eliya, en Talawakele y es una de las cascadas más bellas y anchas en Sri Lanka. Es llamada la “Pequeña Niagara de Sri Lanka”. La cascada deriva su nombre de una plantación de té cercana. Aunque la cascada tenga 80 metros de altura, no es la cascada más alta de Sri Lanka. La cascada de St. Clair comprende dos caídas llamados “Maha Ella” (que significa “La Gran Caída”) y “Kuda Ella” (“La caída Menor”), que está a 50 metros de alto y fue creado por un afluente del río Kotmale Oya. Como sugerencia, te recomendamos que además de la cascada, visites los jardines de té de los alrededores ya que son perfectas para relajarse durante un tiempo y disfrutar de la belleza del lugar antes de regresar. Cascada de St Clair – Foto: Milinda Gunasena. 

 

Devon Falls – Altura 87 metros
Esta cascada ocupa el lugar 19 entre las cascadas más altas de Sri Lanka. Devon destaca por su preciosa formación de niveles. El nombre proviene del apellido de un señor inglés fundador de café, ya que sus campos estaban cerca de esta cascada. Devon es también conocida como el “Velo del Valle’. Tiene 97 m de altura y se encuentra en 1.140 m por encima del nivel del mar. Cascada Devon – Foto: Eric.

Cascada de Ramboda – Altura: 109 metros 
En una altitud de 945 metros sobre el nivel del mar, esta pintoresca cascada es una experiencia memorable. Es la 11ª cascada más alta de Nuwara Eliya, el país del té. Está situada en Pussellawa. No destaca por su altura ni por su caudal, pero si por el entorno que resulta mágico. Además de disfrutar de la cascada, déjate llevar y sumérgete en la belleza de la región, te cautivará. Cascada de Ramboda – Foto: CamelKW.

 

Cascada Diyaluma – Altura: 220 metros 
Con una altura de 220m, Diyaluma es la segunda cascada más alta de Sri Lanka y la sexta del mundo. Esta cascada tiene una vista absolutamente majestuosa. Adquiere una forma de cola de caballo después de caer y saltar desde un precipicio. Se encuentra a 6 km de Koslanda en el distrito de Badulla. El nombre en idioma cingalés significa “flujo rápido de agua”. Cascada Diyaluma, Sri Lanka – Foto: Lathika Pinidiya.

 

Cascada Bambarakanda – Altura: 263 metros 
Finalmente llegamos a la cascada más alta de Sri Lanka, la que se encuentra en el distrito de Badulla -Kalupahana. Está rodeada por un denso bosque de pinos y es uno de los lugares más tranquilos de la zona. Esta caída de cola de caballo está formado por uno de los afluentes del río Walawe. La caída de agua no es especialmente caudalosa, la base cuenta con varias balsas de agua en la que podrás darte un baño y refrescarte sin inconvenientes. Otro punto por el que esta cascada te seducirá es las tonalidades de verde de la increíble vegetación, lo que le aportan una paz única y un encanto especial. Realmente imperdible. Cascada Bambarakanda – Foto: Upul Rodrigo.

Empieza a disfrutar de tu viaje hoy: apúntate a la newsletter y conocerás historias, experiencias y recorridos singulares por Sri Lanka.