TOP
Image Alt

Viajes Sri Lanka

Los colores del té de Sri Lanka y del mundo (1º parte)

Sri Lanka, es por excelencia uno de los mejores productores de té. Uno de los más conocidos es el té de Ceilán, llamado así debido al nombre que recibía la isla anteriormente. Es ampliamente reconocido y elogiado en todo el mundo por su alto contenido en polifenólicos, que otorga una serie de beneficios para la salud. Hoy nos gustaría hablarte tanto del té de Sri Lanka como de los té del mundo, sus colores y sus propiedades.

El té es la segunda bebida más consumida del mundo y hay más de doscientos tipos, que se pueden clasificar en negro, verde, rojo, blanco, amarillo y azul (también conocido como té oolong). Y cada uno de ellos puede ir aromatizado y mezclado con otros tés, hierbas y frutas, aumentando sus propiedades y consiguiendo sabores diferentes para los verdaderos conocedores de esta exótica bebida.

Entre ellos, el té rojo y el té negro a menudo causan confusión.

Lo que los chinos clasifican como té rojo es comúnmente conocido como el té negro en Ceilán y en el mundo occidental, mientras que el té chino negro es un té post-fermentado, es el té Pu-erh. Pu-erh se trata de un té inusual en China; se adquiere en bolas compactas, “ladrillos de té”, que se desmoronan antes de su preparación. Posteriormente te hablaremos sobre este tipo de té.

¿Cuál es tu color favorito?

Té verde

El té verde es un tipo de té que no ha sufrido una oxidación durante su procesado, a diferencia del té negro. El té verde es una de las  bebidas más antiguas del  mundo y uno de los tés con mayores propiedades beneficiosas para la salud. El té verde es fresco y delicado, por lo que no requiere agua demasiado caliente (no más de 80º) ni mucho tiempo de reposo. El tiempo de infusión es de 1 minuto a 3 minutos, a mayor tiempo de infusión el té verde se amarga.

El color de té verde en hojas varía desde el verde pálido a verde oscuro. La infusión del té verde cambia de color amarillo, naranja claro o verde claro con un sabor muy suave. Si el té tiene un sabor amargo, es de mala calidad o ha sido preparado incorrectamente.

El té verde tiene que tomarse sin leche (con o sin azúcar). Es perfecto para mantenernos hidratados, favorecer la digestión y mejorar la circulación de la sangre.

Té negro

El té negro es un té que se encuentra oxidado en mayor grado que las variedades del té verde, té azul y té blanco. El color del té negro en hojas es marrón oscuro o negro. En China el té negro se conoce como té rojo, lo que probablemente responde mejor al color de la infusión. La infusión del té negro puede tener muchas sombras de color: de ambarino claro a marrón oscuro, saturado y profundo. Cada té tendrá su sabor único.

Un color más oscuro de la infusión dan tés negros. Este té está procesado mediante diversos métodos.

Los tés cultivados en la altitud debajo de 600m dan un color oscuro, infusión fuerte y frecuentemente se toman con leche. Los tés cultivados en la altitud media, entre 600 y 1200 metros sobre el nivel del mar, tienen un aroma muy rico y un bonito color marrón (un poco más claro que tiene el té cultivado en la altitud baja). Por ello el té de Ceylán es tan apreciado.

Té blanco

El té blanco viene de delicadas yemas y hojas jóvenes de la planta Camellia sinensis. Estas yemas y hojas se dejan marchitar ligeramente, después se secan a los rayos del sol y son ligeramente procesadas para prevenir la oxidación o la futura fermentación. Las hojas secas del té blanco conservan su color verdoso claro. El té blanco tiene un aroma y sabor suaves, muy agradables, frescos y afrutados.

La calidad del té blanco se mide por la cantidad de yemas o golden-tips que contiene, ya que algunos pueden tener también ramas y hojas mezcladas. El precio de venta del té asciende considerablemente, siendo uno de los tipos del té más caro.

El té blanco de Ceilán, es uno de los más prestigiosos. Es un té exquisito y raro que se consigue de forma totalmente artesanal y de producción extremadamente limitada: solo unos pocos cientos de kilos por año.

Uno de los más reconocidos es el té blanco real, hecho con el brote tierno de una variedad especial de la planta del té, Camellia Sinensis, se recolecta cuidadosamente antes de que salga el sol.

La apariencia del té blanco genuino es notablemente diferente a otros tés. No debe haber hojas de té procesadas en el té blanco, ya que el té blanco puro solo se puede hacer a partir de brotes naturalmente secos de Camellia Sinensis. Son de color blanco plateado con una textura fina y suave. Cuando se sumergen en agua caliente y se preparan de la manera sugerida, producen un cosquilleo amarillo pálido en el agua con un sabor igualmente sutil.

Es una experiencia que debería ser saboreada, al menos, una vez en la vida.

Cuando visites Sri Lanka, visitar a las cosechadoras en acción, conocer más de cerca la producción en una auténtica fábrica y degustarlo in situ, es una experiencia que no te puedes perder. Para agregar esta experiencia a tu viaje, consúltanos: info@viajessrilanka.es

 

 

 

 

 

Empieza a disfrutar de tu viaje hoy: apúntate a la newsletter y conocerás historias, experiencias y recorridos singulares por Sri Lanka.