TOP
Image Alt

Viajes Sri Lanka

¿Qué hay detrás de una buena taza de té?

Sri Lanka desde la época colonial, ha sido reconocida mundialmente por su té. Hasta 1972 el país recibía el nombre de Ceilán y por eso, el té proveniente de la isla es más conocido como el “té de Ceilán”. Actualmente es el cuarto país productor del mundo en la exportación de té. El sector es una de las principales fuentes de ingresos y emplea más de un millón de personas directa o indirectamente. El nombre de “té de Ceilán” o “té de Sri Lanka” sigue siendo considerado como un signo de calidad y cuenta con prestigio en todo el mundo.

Clasificación y tipos de té 

¿Sabías que las hojas de té, antes de pasar por el proceso de fabricación, reciben una calificación para comprobar si se aprueban o no? Nos referimos a la clasificación del té basada en ciertas propiedades físicas. Por ejemplo, mientras que BOP, BOFP y PEKOE pueden parecer palabras sin sentido, lo que están diciendo los expertos en té, es que las hojas de la primera clasificación deben estar bien hechas, pulcras y ser de tamaño medio en ausencia de exceso de fibra, pedúnculo y partículas finas. BOFP, la segunda clasificación denota hojas que, aunque pulcras y limpias, son algo más pequeñas que las primeras; y, por último, PEKOE se refiere a las hojas rizadas o parcialmente rizadas que proceden de un cultivo criado a cualquier altura. Sí, es cierto no es muy fácil. En breve, prepararemos una publicación exclusiva sobre la nomenclatura! 

El viaje del té en Sri Lanka

Aunque se sabe que el té es uno de los principales productos que se exporta de Sri Lanka, te sorprendería saber que primero fueron las plantaciones de café las que fueron introducidas inicialmente en la isla por los colonos. Debido a una plaga que eliminó la cosecha, más tarde, se empezó a sembrar té. Esta producción superó todo lo demás y el té de Ceilán se convirtió en una marca mundial en sí misma. El té fue introducido como cultivo comercial en la segunda mitad del siglo XIX y su producción aumentó exponencialmente en la década de 1880. A finales de ésta casi todas las plantaciones de café en Ceilán se habían convertido al té.

Hoy en día, hay varios productores locales de té y envasadores, a los que te llevamos en nuestros tours y en donde podrás aprender de primera mano, acercarte a las “tea picker”, aprender como cosechan sus hojas, como son los arbustos, recorreremos las fábricas y aprenderemos sobre la gran cantidad de variedades de té y el proceso de producción, el que se envasa tanto para el mercado nacional como para el de exportación. 

Las variaciones del té también dependen del lugar donde se cultivan debido a las diferencias en las condiciones climáticas y del suelo. Las famosas zonas productoras de té en el país incluyen Kandy, Nuwara Eliya, Uva y Dimbula, entre otras. La humedad, las bajas temperaturas, los vientos y las lluvias en la sierra central del país, crean un clima que favorece la producción de té de alta calidad.

Los tipos de flores

Además de las gran cantidad de grados de té, también hay muchas variedades, una de las cuales es el tipo ‘floral’ y en esto casos, los grados de té, entre otros, son FBOPF y FOP. Los tipos floridos de estas clases principales de té son muy buscados por poseer la mejor calidad. Estos se componen principalmente de la pequeña punta dorada en los extremos de los pequeños brotes de la planta del té, y su producción es costosa debido al hecho de que toda la clasificación debe hacerse a mano y no a máquina. El té de Sri Lanka es popular en la mayoría de los países de habla inglesa, así como en Oriente Medio y América del Sur, y sólo una pequeña parte del té que sale del país se clasifica en la categoría de “floreado”, ya que es muy difícil de producir y tiene un precio de venta relativamente alto.

Cultivo y producción 

El té se cultiva en Sri Lanka con el método de “siembra en contorno”, los arbustos se plantan en líneas en coordinación con los contornos de la tierra, generalmente en laderas. La recolección se hace a mano, una gran proporción de la fuerza laboral son mujeres de la etnia tamil. Al igual que en otros lugares se realizan varias cosechas durante el año siendo la primera la mas valorada.

Las hojas recogidas son llevados a las fábricas donde rápidamente se elimina el exceso de humedad en la hoja. Una vez secas, las hojas de té se enrollan y colocan en un cilindro giratorio, este método sirve como catalizador para la reacción de las enzimas con el oxígeno. Luego se deja fermentar a temperatura ambiente por lo que los tiempos de fermentación varían de acuerdo al calor y la humedad. Finalmente cuando la hoja cambia a un color cobrizo brillante se introduce en una cámara de cocción al carbón para evitar mas reacciones químicas. Este método de elaboración le confiere a la bebida un sabor bastante peculiar, además de una coloración más profunda.

El grueso de la producción en Sri Lanka es de té negro aunque existen plantaciones que producen té verde y té blanco. El té verde se cultiva en determinadas zonas, por lo general tiene un cuerpo más lleno y penetrante. El té blanco se produce en la zona de Nuwara Eliya, cultivado a más de 2.000 metros da lugar a una infusión delicada con notas de pino y miel.

¿Alguna vez pensaste que había tanto trabajo en tu humeante taza de té? Quizás la próxima vez que te sientas a disfrutar de un buen té, sentirás una nueva sensación y mayor aprecio por esta bebida.

Recuerda que preparamos viajes a medida y en tu visita a Sri Lanka, podemos incluir esta maravillosa experiencia. Consultas: info@viajessrilanka.es

 

Empieza a disfrutar de tu viaje hoy: apúntate a la newsletter y conocerás historias, experiencias y recorridos singulares por Sri Lanka.