TOP
Image Alt

Viajes Sri Lanka

El Puente de Nueve Arcos en Sri Lanka, es uno de los más épicos de la isla y del mundo

El Puente de los Nueve Arcos, también llamado El Puente en el cielo, se encuentra en el medio de la jungla. Es uno de los puentes más icónicos de Sri Lanka y uno de los mejores ejemplos de construcciones ferroviarias inglesas de cuando Ceilán todavía era una colonia del Imperio Británico. Es una de las maravillas de la ingeniería de principios del siglo XX.

Está ubicado en la región de “Ella” entre las estaciones de ferrocarril de Ella y Demodara. Si haces el recorrido desde Kandy hasta Ella, este trayecto es uno de los viajes en tren más espectaculares y épicos no solo de Sri Lanka, sino del mundo. El tren serpentea a través de las montañas con vistas a granjas, pueblos, gamas de verdes y te deja sin palabras.

A partir de la última década, el área circundante ha visto un aumento constante del turismo debido al ingenio arquitectónico del puente y la profusa vegetación en las laderas cercanas. A menudo se compara con el campo por el que pasa el expreso ficticio de Hogwarts en el mundo de Harry Potter.

El Puente de Nueve Arcos en “Ella” se extiende 91 metros a una altura de 24 m. Los maravillosos nueve arcos lo convierten en un lugar especialmente pintoresco, ya que se encuentra en una densa jungla y en un entorno agrícola. Detrás del ferrocarril, se levanta un bosque y abajo, se cultivan hojas de té.

“Ella” se ha convertido en uno de los puntos turísticos más importantes de Sri Lanka y se debe, en gran parte, al paisaje épico y las caminatas  que se realizan en la región, como Ella Rock y Adam’s Peak. Sin embargo, esta atracción aunque más pequeña, tiene un encanto especial. 

Historia del puente de nueve arcos

El puente se empezó a construir en 1921 en Gotuwala entre las estaciones Ella y Demodara durante el período colonial británico. Localmente se lo conoce como ‘Ahas Namaye Palama’, que significa puente de nueve cielos en Sinhala. El nombre deriva de la experiencia visual. Cuando te paras debajo del puente y miras hacia arriba puedes ver el cielo a través de los nueve arcos.

La parte única de este puente es que está construido enteramente de rocas, ladrillos y cemento, sin usar acero o metales en ninguna parte de su estructura. El puente comenzó a funcionar en 1941 y la historia cuenta que mientras el mismo se planificaba, estalló la Primera Guerra Mundial. 

Los materiales de acero y metal destinados a ser utilizados en el puente fueron reasignados para ser usados con fines militares. Cuando el trabajo se detuvo, los lugareños se adelantaron y construyeron el puente con forma de rocas, ladrillos y cemento sin acero.  

La experiencia de “Nine Arch Bridge”

Como curiosidad te contamos, que muchos turistas nacionales y extranjeros se reúnen alrededor del puente una hora antes de que uno de los trenes pase por el mismo y se prepara para disfrutar de semejante escenario. Como sugerencia, te recomendamos que tengas en cuenta los horarios que encontrarás en la misma estación. 

Si bien hay una serie de cafés en las colinas con maravillosas vistas, es abajo del puente en donde esas vistas aún mejoran.  Es un gran lugar para hacer fotografías y vídeos. 

 

Empieza a disfrutar de tu viaje hoy: apúntate a la newsletter y conocerás historias, experiencias y recorridos singulares por Sri Lanka.