TOP
Image Alt

Viajes Sri Lanka

El Papa Francisco visita Sri Lanka

El Papa Francisco resrvó su séptimo viaje internacional para visitar Sri Lanka y Filipinas. Éste representa su segundo peregrinaje a Asia, que comprende dos países con poblaciones católicas muy disímiles. En Sri Lanka esta religión representa solo aproximadamente el siete por ciento de la población total. Teniendo en cuenta, entre otras cosas, las recientes elecciones en el país, El Papa Francisco realiza con este viaje a Sri Lanka una declaración política importante que apunta a la armonía interreligiosa.

 

Es importante saber que en Sri Lanka la religión católica es una de las pocas practicadas tanto por cingaleses como por tamiles, dos grupos étnicos que protagonizaron la guerra civil de las décadas pasadas. Ambos grupos acuden juntos a las misas, y las liturgias se imparten alternando ambas lenguas. Una clara demostración de respeto que destaca en una sociedad con tantas etnias diferentes. 

Justamente por eso la Iglesia Católica apunta a ser un lazo de unión entre estos dos grupos, organizando como uno de los principales eventos de la visita papal una oración mariana en el Templo Nuestra Señora del Rosario ubicado en la región Madhu al norte de Sri Lanka, una región predominantemente Tamil. El lugar se presenta como el contexto ideal para promover la tolerancia entre religiones y tradiciones. Durante la visita en Colombo, la capital de Sri Lanka, el Papa presidió un encuentro interreligioso de líderes. El programa también incluyó la canonización del primer santo del país, el Reverendo Giuseppe Vaz, un misionero del siglo diecisiete originario de Goa quien se empeño en difundir la religión católica en la isla y unir el respeto y la tolerancia con los nativos locales. 

Antes de dejar Sri Lanka, el papa visitó un templo budista, junto al arzobispo de Colombo. En su visita los monjes abrieron la “stupa” un gran relicario de metal precioso que contiene reliquias de dos importantes discípulos de Buda y si bien, este relicario se abre dos veces al año, la visita papal fue un testimonio del honor y respeto hacia el pontífice.

El Santo Padre recordó que en el Santuario de Nuestra Señora del Rosario en Madhu “vi algo que nunca hubiera imaginado”. “No eran todos católicos, ni siquiera la mayoría. Eran budistas, musulmanes, hindúes, y todos ellos iban ahí a rezar y dicen que reciben gracias”. Francisco destacó que en el Santuario “hay algo que los une y si ellos están tan naturalmente unidos como para ir juntos y rezar en la Iglesia, que es cristiana pero que es más que cristiana porque todos la quieren, ¿cómo podría no ir al templo de los budistas a saludarlos?”. 

Este testimonio ayer en Madhu nos muestra el gran respeto que hay entre ellos. Francisco remarcó: “Esta interreligiosidad como hermanos, siempre respetándonos mutuamente es una gracia”, aseguró.

Fotos AFP

Empieza a disfrutar de tu viaje hoy: apúntate a la newsletter y conocerás historias, experiencias y recorridos singulares por Sri Lanka.