TOP
Image Alt

Viajes Sri Lanka

¿Lo sabías? Sri Lanka cuenta con más de 29 variedades de plátanos

Sri Lanka está llena de plátanos de diferentes formas, colores, tamaños, texturas y sabores. Si bien se dice que hay casi 1.000 variedades de plátanos en el mundo, las que a su vez se subdividen en unos 50 grupos, sólo en Sri Lanka encontrará más de 29 variedades, de las cuales, la mayoría parece ser propia del país.

Nuestra relación con los plátanos se remonta a 341 dC cuando el rey Buddhadasa, conocido como un buen médico, registró en su Sarartha Sangragah , el valor medicinal de varias partes del árbol del plátano, muchas de las cuales es probable que se desconozcan.

Sri Lanka ha tenido una larga relación de amor con los plátanos – y es el hogar de muchas variedades, más de 29.  Pero antes de entrar de lleno en el tema, empecemos a aclarar algunos aspectos importantes. En primer lugar, el “árbol” bananero no es de hecho un árbol. Es una hierba que crece hasta varios metros de altura. Su tronco no desarrolla tejidos leñosos persistentes, sino que está compuesto por vainas herméticamente empaquetadas.

En segundo lugar, y más interesante, los plátanos no son sólo frutas, son bayas! Los botánicos definen a las bayas como simples derivados de una flor con un ovario. Una baya típicamente tiene varias semillas; por lo que los expertos coinciden unánimemente en que los plátanos son bayas.

En tercer lugar, hay considerables diferencias entre una “banana” y un “plátano” (aunque también en Sri Lanka se usan los dos términos de forma intercambiable). En algunos países, una banana es considerada una “variedad postre” del género Musa, y se come fresca, a diferencia de un plátano que se come cocinado (frito, asado, horneado, etc). Pero la diferencia más evidente proviene de su origen y las diferencias morfológicas. En cuanto al origen, el banano proviene del genoma acuminata, en cambio el plátano proviene del género balbisiana, y ambas pertenecen a la familia de las Musáceas.

En cuanto a las diferencias nutricionales ambos poseen un alto contenido en hidratos de carbono y en potasio. El plátano contiene un mayor contenido en fibra, proteínas, potasio y fósforo.

Y en cuanto a la morfología: el plátano es más pequeño que la banana y de forma curva. La banana, sin embargo, tiene forma recta.

Plátanos de Sri Lanka

Según el Departamento de Agricultura, muchas variedades de plátanos crecen libremente en todo Sri Lanka, durante todo el año. Se cultivan en huertos grandes, medianos y pequeños, y en huertos familiares.    

Las variedades de banano de Sri Lanka se pueden dividir en tres grupos principales: el Mysore, el Kolikuttu, y el Cavendish. Ejemplos de variedades de plátano que entran dentro del grupo de mysore son los siempre populares plátanos Ambul y Seeni. Kolikuttu, Suwendel, Puwalu y Rath kehelentran dentro del grupo Kolikuttu, mientras que Anamalu, Embon, Bin kehel y Nethrapalam entran dentro del grupo Cavendish.

Los plátanos Ambul son famosos por ser ligeramente amargos pero muy dulces al mismo tiempo. Son pequeños y delgados, puntiagudos y fáciles de detectar en una multitud. Su piel es relativamente delgada y suave de color amarillo pálido. Lo mejor de todo es que dan ese aroma picante que todos amamos. Según la tradición de Sri Lanka, se dice que es un plátano ambulante, ya que ayuda a que los alimentos se muevan a través del tracto digestivo.

Los plátanos Seeni son similares a Ambul en que también son de tamaño pequeño. Sin embargo, son más redondos, y el sabor claramente más dulce. Su carne es pegajosa-dulce. Su piel es delgada, gomosa, de color verde manzana cuando aún no madura, y de color amarillo pálido cuando está madura. Estos plátanos son ricos en nutrientes y, según la tradición de Sri Lanka, se recomiendan para los enfermos, los ancianos y los muy jóvenes. También se cree que estos plátanos son beneficiosos para aquellos que sufren de diabetes y otros problemas relacionados con el “azúcar”.

Mientras que el grupo de plátanos Kolikuttu, son más gruesos y de las variedades de plátano descritas anteriormente, los bananos Kolikuttu y Suwendel son las variedades de banana de postre más apreciadas en Sri Lanka. Kolikuttu son los que se utilizan en las ofrendas y festivales religiosos. Tienen una piel más delgada, que se divide durante la maduración temprana, y su carne cremosa-blanca da un aroma apetitoso. Mientras que están muy en demanda, los plátanos maduros de kolikuttu caen fácilmente de su manojo, haciéndolo difícil de transportar. De acuerdo con las creencias locales, los bananos kolikuttu son “calientes”, y provocan estreñimiento. Sus contrapartes, suwendel , son casi como una manzana perfumada, y su piel es de color amarillo mostaza, cuando madura.   

El plátano Puwalu es una variedad de postre ligeramente menos común, que tiene una forma curvada, y cuya piel es de color marrón amarillento cuando madura. Su carne es de color amarillo pajizo. Su contraparte muy atractivo, Rath kehel, es famoso por su piel pigmentada roja. El rath kehel es verdaderamente un plátano de color, ya que su piel es de color verde manzana cuando no está maduro, y se vuelve amarillo pálido, y luego rojo, hasta llegar al marrón-negro, cuando madura. Su carne es como de espuma de mar, y esconde en ella sus semillas diminutas. No es terriblemente dulce, pero es sin duda más suave y más dulce que algunas de otras variedades de plátano. Algunos, de hecho, dicen que sabe ligeramente a frambuesa. Curiosamente, el pigmento rojo implícito en su nombre sólo ocurre en sus partes vegetativas (como su piel) y no en su carne. Rath kehel se cultiva comúnmente en Kandy.

Anamalu es un favorito local y pertenece al grupo Cavendish. Se distingue fácilmente por su forma esbelta, larga, curvada. Su piel, cuando madura, es de color amarillo limón, y relativamente gruesa. Su carne es suave, de color marfil y agrio-dulce en la lengua. Es bien amado por los atletas en Sri Lanka, por su capacidad para generar un rápido estallido de energía. También es de uso particular para aquellos que sufren de problemas digestivos. Se dice que el Anamalu excesivamente maduro puede ayudar a detener la diarrea, mientras que el anamalu poco maduro puede ayudar a aliviar el estreñimiento. Cualidades medicinales a un lado, anamalu es simplemente una de esas grandes variedades de plátanos que usted debe probar si va a Sri Lanka.  De hecho será la variedad que más le recomienden que pruebe, porque es una de las más querida por sus habitantes.  

El Embón es una variedad del postre de la calidad excelente, otra vez, perteneciendo al grupo de Cavendish, y por lo tanto bastante grande en tamaño. Es curvo (aunque ligeramente menos curvo que el anamalu ) y su piel es relativamente gruesa. Aunque su piel es de color verde claro cuando está inmaduro, se vuelve de color amarillo pálido a pleno madurez. Su carne es de maíz amarillo.

El Nethrapalam sin embargo gana, en este grupo de plátanos, por su tremendo tamaño. Cada banana Nethrapalam podría superar los 30 cm de largo, y pesar entre uno y dos kilos! Esta variedad es la que menos se consume.

Finalmente llegamos a Bin Kehel, que es sinónimo del famoso banano Cavendish. Este también es conocido como el plátano canario o chino, es el único tipo de plátano que muchos de Occidente han probado o incluso oído. 

Hay que decir, sin embargo, que Sri Lanka, junto con muchos otros países productores de banano tropical, sigue siendo muy poco entusiasta acerca éste, comparada a las otras deliciosas variedades de plátanos que existen.

En cuanto a los plátanos que se cocinan, el más popular en Sri Lanka es el Alu kehel. Es una variedad que permanece de color verde uva incluso cuando está madura, es ligeramente curvada, con ángulos prominentes y piel gruesa. Curiosamente, el Alu kehel es la variedad comestible más temprana del plátano específicamente mencionada en la literatura cingalesa. La tradición local sostiene que el fruto cocido, e incluso su piel, cuando se cocina, tiene enormes beneficios, especialmente en relación con la salud digestiva. Otras variedades de plátanos que se encuentran en Sri Lanka son Etamuru, Hambanpuwalu, Marathamana, Mondon y Sambel.

Beneficios del banano

Los plátanos son una fuente probada de buena nutrición. Si bien hemos esbozado una serie de beneficios “tradicionalmente sostenidos” de la alimentación de plátanos, específicos de las variedades particulares cultivadas en Sri Lanka, queremos que sepa que hay innumerables beneficios generales de comer bananas o plátanos y que son universalmente sostenidos. Algunos de estos beneficios, no limitados a una variedad particular de plátano, se exponen a continuación para su disfrute:  

1. Siendo ricos en potasio, los plátanos son las barras energéticas propias de la naturaleza. También ayudan a proteger contra los calambres musculares durante los entrenamientos.

2. El potasio en los plátanos ayuda a controlar la presión arterial, y protege contra los accidentes cerebrovasculares.

3. Los plátanos mejoran la visión y previenen la degeneración muscular relacionada con la edad.

4. Los plátanos construyen huesos más fortalecidos. Son una rica fuente de probióticos que nutren las buenas bacterias que producen vitaminas y enzimas digestivas en el colon, causando una mayor absorción de muchos minerales, incluyendo el calcio, que fortalece los huesos.

5. Los plátanos son ricos en antioxidantes y esto puede reducir la incidencia de cáncer en los riñones.

6. Los plátanos ayudan a aliviar los síntomas relacionados con las úlceras estomacales.

7. El contenido de fibra, potasio, vitamina C y B6 en los plátanos apoyan la salud del corazón.

8. Los plátanos contienen triptófano, un aminoácido que, según los estudios, desempeña un papel en la preservación de la memoria y el impulso del estado de ánimo.

Tips curiosos relacionados con los plátanos:

• El interior de una piel de plátano se puede utilizar para calmar una picadura de mosquito picazón.

• La variedad kochchikehel de plátanos que se encuentran en Sri Lanka tiene fama de ser un afrodisíaco.

• El interior de una piel de plátano se puede utilizar para pulir sus zapatos o su bolso de cuero.

• Los plátanos son naturalmente radiactivos debido a su alto contenido de potasio.

• Más de 100 mil millones de plátanos se consumen anualmente en el mundo!

Ahora que puedes distinguirlo, cuando visite Sri Lanka, no dejes de probar la mayor cantidad de plátanos que pueda y luego nos cuenta cuál ha sido tu preferido.

 
Fuentes consultadas: Roar Life. “Variedades Cultivadas de Plátanos en Ceilán” por los botánicos MF Chandraratne y KDSS Nanayakkara, “Going Bananas!” Por el Dr. Upul Wijayawardhana, y ‘The Bountiful Banana’ de Daleena Samara.  

 

Empieza a disfrutar de tu viaje hoy: apúntate a la newsletter y conocerás historias, experiencias y recorridos singulares por Sri Lanka.