TOP
Image Alt

Viajes Sri Lanka

Especial: ¡6 experiencias para vivir Sri Lanka en familia! (2ª Parte)

Hace unos meses, les ofrecimos un “Especial de viajes en familia donde les contábamos 7 experiencias increíbles que pueden vivir en Sri Lanka.” Son tantas las actividades que se pueden realizar en la isla, que aún podríamos publicar varias partes más, pero vamos a centrarnos en las que más nos piden los viajeros. Aunque a veces, organizar un viaje en familia suele ser duro porque cada uno de los integrantes tiene sus gustos y preferencias, pero créenos, en Sri Lanka encontrarán actividades para todos.  Tanto si buscas ver cultura, safaris, vida silvestre, aventura, animales en sus hábitats o simplemente, tomar el sol en algunas de las mejores playas de Asia, en esta isla lo encontrarás. 

 

1. Fauna silvestre

Si os gusta la naturaleza, La Reserva Forestal de Sinharaja les resultará maravilloso. Este Parque Nacional de Sri Lanka tiene una superficie protegida de 8.564 ha, pero en solo 21 km de este a oeste y 7 km de norte a sur tiene una gran riqueza de especies endémicas, incluyendo árboles, insectos, anfibios, reptiles, aves y mamíferos. Fue designada por la Unesco Reserva de la Biosfera en 1978 y Patrimonio de la Humanidad en 1988 dada su importancia internacional. Hay una abundancia de aves, plantas tropicales, pequeños mamíferos, monos, una gran variedad de aves, ciervos sambar, búfalos salvajes, cocodrilos, anfibios, sobre todo de ranas arbóreas, muchas mariposas y ocasionalmente se pueden ver leopardos.  De las 26 aves endémicas de Sri Lanka, 20 habitan en esta selva.

 

2. Aprender surf en Sri Lanka

Sri Lanka es bien conocido como un gran destino de surf . ¿Te imaginas practicarlo en familia? Debido a dos estaciones de la isla siempre se puede encontrar olas en alguna parte; la costa occidental del sur entre noviembre y marzo y la costa este de mayo a septiembre. Afortunadamente Sri Lanka ofrece consistentes y pequeñas olas amigable para los principiantes, especialmente a lo largo de la costa suroeste. Weligama, en particular, es un lugar popular para los principiantes, ya que es una bahía protegida y resguardada del viento. Hay un número de escuelas de surf locales donde se puede tomar lecciones o simplemente alquilar una tabla.  

 

3. Kandy, la capital cultural de Sri Lanka

Kandy es el corazón geográfico, cultural y religioso de Sri Lanka, ideal para vivir una experiencia única en familia. Se encuentra a 115 km hacia el interior a una altura de 500 m. Fue la última capital de los reyes de Sri Lanka antes de ser derribada por los británicos en 1815 (habiendo sido ocupada anteriormente por los portugueses y los holandeses). Hoy en día es una ciudad con una grandiosa colina que rodea a la selva con un maravilloso lago y un conjunto arquitectónico magnífico. 

Kandy es también el hogar de una gran reliquia budista, un diente de Buda, el que se encuentra en el palacio real, complejo del antiguo Reino. Ofrendas y oraciones se llevan a cabo. La habitación que aloja el diente de Buda, está abierto a devotos y turistas. Un festival anual, el Esala Perahera, se lleva a cabo en julio y agosto para rendir homenaje al diente de buda.

 

4. Avistaje de ballenas y delfines

¿Te imaginas ver a decenas de ballenas nadando cerca de tu embarcación y a delfines acompañando tu paseo? A la oficina de turismo de Sri Lanka le gusta presumir de que la isla es el único país del mundo donde se puede ver el animal terrestre más grande, el elefante, y el más grande de los mamíferos marinos, la ballena azul, en un solo día. De hecho, la costa sur de Sri Lanka es uno de los mejores lugares del mundo para ver las ballenas azules y los delfines giradores. El extremo sur está sorprendentemente cerca de las aguas profundas de la plataforma continental, donde estos maravillosos y gigantescos mamíferos nadan. En ningún otro lugar en el mundo, estas increíbles criaturas se acercan tanto a la tierra, o son vistos de manera fiable. Numerosas empresas ofrecen excursiones para ver a las ballenas azules y los delfines. Le recomendamos que elija un especialista en eco turismo ya que asegura que sus paseos en lancha mantienen una distancia cómoda para las ballenas de manera tal que éstas no se estrenes. Ten en cuenta que estos viajes en barco no son cortos y resultan más adecuados para niños mayores que estén dispuestos a pasar horas en el mar.

 

5. Ascenso a la roca del León

Ubicado en la Provincia Central, la antigua fortaleza mítica de roca de Sigiriya (roca del león) es uno de los sitios más alucinantes de Sri Lanka y un patrimonio de la humanidad. Originalmente construido como la capital fortificada por el rey Kassapa (477-95) después de haber asesinado a su padre. No queda casi nada del palacio original hoy, pero las vistas desde la cima de la roca, cerca de 200 metros de altura, son impresionantes.

El acceso a la parte superior es a través de una serie de escaleras zigzagueantes. También se pueden ver los frescos detallados de más de 500 mujeres que datan de hace 1.600 años. Una pequeña meseta a media altura cuenta con una puerta de entrada en la forma de un enorme león, que es de donde viene el nombre.

 

6. Una excursión a los mercados de Pettah y Galle

En Colombo, el Mercado de Pettah es casi de visita obligada. Es como un laberinto de colores, aromas y sabores.  Allí los niños se lo pasarán en grande descubriendo productos en los bazares y también frutas y especias. No podrán creer que existan tantas frutas y con sabores tan especiales. Una cosa que te recomendamos es que regatees, es parte de la cultura de Sri Lanka. Los habitantes locales les encanta que así sea.

En el Fuerte de Galle, encontrarás un mercado de pulgas con sus cafés, música en vivo y un ambiente festivo el primer domingo de cada mes, bajo la sombra de higueras gigantes. Bajo el lema: “Todos son bienvenidos y aquí puedes vender cualquier cosa” revela su amor por el comercio justo, el patrimonio local y el espíritu comunitario. 
También en Galle encontraras un buen mercado orgánico cuyo eslogan es “bueno para ti, bueno para el planeta” ya con esto podemos hacernos una idea de la filosofía que guarda. Este mercado orgánico se estableció hace mucho tiempo en Colombo, y recientemente los sábados también se puede visitar en el Fuerte de Galle.

 

 

 

Empieza a disfrutar de tu viaje hoy: apúntate a la newsletter y conocerás historias, experiencias y recorridos singulares por Sri Lanka.