Sábado, 10 Noviembre 2012 00:00

La solidez de las murallas: el Fuerte de Galle Patrimonio de la Humanidad

Escrito por 
Valora este artículo
(4 votos)

Una Parada para descubrir  el camino de las Especias y las sedas...
Galle fue fundada originalmente en el siglo XVI por los portugueses y llegó a su máximo estadio de desarrollo durante el siglo XVIII, antes de la llegada de los británicos. Los holandeses, con el objetivo de proteger el enclave contra los otros poderes colonizadores del momento, se encargaron de convertirla en la estructura fortificada que se conoce hoy en día.

Esta ciudad es considerada el mejor ejemplo que se puede conseguir actualmente en el continente de la interacción entre la arquitectura europea y la surasiática. Caminando por las antiguas calles se pueden observar varios ejemplos de ésta fusión donde las casas de diseño europeo fueron adaptadas al clima y las costumbres locales con el uso de verandas abiertas y patios centrales construidos para refrescar los ambientes internos. La distribución de los espacios fue trazada con medidas de la metrología local y los murallones del fuerte, que pueden llegar a medir hasta veinte metros de altura, presentan una mezcla de materiales como granito y coral.
El fuerte está ubicado en el extremo de una península de la bahía de Galle, en la región Suroeste de Sri Lanka, frente al mar de Laquedivas. Su estructura centenaria ha sobrevivido los embates del tiempo e incluso de tsunamis, como fue el caso en el año 2004. En aquella ocasión la ciudad fue escatimada de una probable destrucción, gracias a la solidez de los murallones que habían sido construidos siglos atrás para defenderla de enemigos muy distintos. Actualmente se presenta como una joya histórica, restaurada y mantenida por el gobierno de Sri Lanka y reconocida por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad.

Visto 1197 veces Modificado por última vez en Viernes, 07 Noviembre 2014 10:52